Los Guías

Blas
Blas

berlinés por vocación y oficio. Llegó por primera vez a Berlín en 1991 y volvió para quedarse en 1996. Desde entonces escribió libros para niños y 350 páginas de un doctorado inacabado; fue obrero constructor, docente universitario, vendedor de periódicos, periodista y guia. Creció en los Andes, es medio alemán y sus tours son intentos entusiastas de convertir a sus acompañantes en amantes de esta ciudad.

María
María del Mar

viene de Barcelona y lleva varios años viviendo en Berlín, una ciudad que ama y que considera que ahora es el momento de conocerla. Compagina su trabajo de guía con el escenario, donde se expresa como actriz y clown. No os extrañe tenerla de guía durante el día y con una nariz roja en algún pequeño teatro durante la noche, sola, en pareja o con su grupo Rotonda Teatro.
 

Alexandra
Alexandra

Llegó desde su ciudad natal, Barcelona, a Berlín a finales de 2007, únicamente con una maleta y sus dibujos debajo del brazo. Sin una expectativa clara sobre la ciudad poco a poco se fue enamorando de sus calles, su cultura y sobretodo de su historia. Desde entonces ha ejercido como ilustradora, modelo de pintura y sobretodo como guía turística, intentando trasmitir la pasión que siente por Berlín.

Jaime
Jaime

Como solía definirse el poeta y boxeador suizo Arthur Cravan, Jaime Santa Isabel Del Amo, nacido en El Foro, es arquitecto, pinchadiscos, cocinero, portero de cabaret, coleccionista, bailarín, artista, barman, cachivachero, tramoyista, figurante de ópera, vividor, modelo de desnudo, maquetista, dibujante de comics, ladrón de guante blanco, feriante, colchonero, corresponsal extranjero, padre de Pepa, cooperativista y guía en Vive Berlín Tours.

Soledad
Soledad

llegó a Berlín en 2003 con la excusa de estudiar y desde entonces ha encontrado tantas razones para quedarse, que ya no le hacen falta excusas. Es cineasta y su forma preferida de ver el mundo es a través del objetivo de una cámara. Es mitad boliviana y mitad alemana y en sus tours se suele notar que está perdídamente enamorada de la ciudad.

Vania
Vania

es una mezcla graciosa de seudo caribeña y seudo sureña latinoamericana. La mitad de su vida la pasó en Caracas-Venezuela y la otra mitad en Santiago-Chile, para finalmente decidir saltar el charco en busca de experiencias novedosas. Ya en Berlín se fascinó con esta ciudad post-punk y comenzó el largo camino del aprendizaje tanto de la historia de estos rincones como del idioma, complejo como su cultura misma. En estos momentos Vania continúa su aventura estudiando interculturalidad en la universidad y VIVE Berlín mejor que nunca.

Sebastián
Sebastián

no llegó en un barco de nombre extranjero ni tiene en el pecho tatuado un corazón, pero como en la copla de Concha Piquer, a él le gustar vagar errante por el mundo en busca de sentido. Dejó Buenos Aires para recalar en Berlín y olvidó en algún rincón el pasaje de vuelta. Mientras lo busca, indaga en la historia de su nueva metrópoli, la que aún reverbera en su arquitectura, sus contornos, sus contrastes, para recrearla en cada tour con rigurosidad, con reflexiones, con humor y con la pasión arrabalera que aún lleva en su mochila.

Carmen
Carmen

Dejándose llevar por su instinto aventurero e inquietudes llegó hasta Berlín hace tres años desde Almería. Tras comprobar que Berlín superaba con creces sus expectativas decidió quedarse y aprovechar todas las oportunidades que esta ciudad le ofrecía…Desde entonces ha trabajado como babysitter y profesora de español hasta que ha encontrado su lugar en el campo del cual es profesional, el turismo. No hay nada que le guste más que compartir sus conocimientos y aprender de lo que día a día le enseñan los turistas en cada una de sus visitas.

Arantza

Arantza dice haber nacido en Barcelona en 1986. Dice ser hija de M. Dolores y José Manuel y hermana de Raquel. Explica haberse mudado a Berlín en el 2008 tras terminar sus estudios de Turismo. Asegura que el Último de la Fila fue un grupo único, que los objetos en miniatura son su debilidad, que ir en bicicleta es una libertad, que viajar en transporte es la perfecta excusa para leer, que ser cooperativista de Vive Berlín es su orgullo y que la historia de Alemania y de Berlín son su adicción. Confiesa haber empezado a trabajar como guía por necesidad y confirma que, por vocación, lo será durante 100 años más.